Aplicación de eliminación de tatuajes

El láser Q-switched Nd:YAG y el láser pico con cuatro longitudes de onda diferentes se utilizan para la eliminación de tatuajes, lesiones que contienen todo tipo de pigmentos (colores), en tratamientos de rejuvenecimiento de la piel.

Método de Tratamiento

Los pulsos de láser de alta energía son absorbidos por los pigmentos sin dañar la piel, se descomponen en pedazos y se limpian a través de células carroñeras y se eliminan de esta zona. El proceso de curación es rápido, hay pocos efectos secundarios, es un método que se puede aplicar de forma segura en cada tipo de piel.

Reguntas Frecuentes

Los productores han combinado múltiples longitudes de onda en un sistema único, pues un sistema láser de una sola longitud de onda solo será efectivo en un intervalo de color limitado, y será bastante caro comprar láseres de diferentes longitudes de onda. En estos sistemas de múltiples fuentes, algunas longitudes de onda se dividen generalmente en diferentes longitudes de onda con tecnologías diferentes. Por lo tanto, es posible trabajar con mayor variedad de colores. Muchas personas piensan que el láser Nd:YAG de 1064 nm es ideal como longitud de onda inicial. El uso y las ventajas de la longitud de onda de 1064 nm en aplicaciones estéticas han sido ampliamente investigados y reportados hasta el más mínimo detalle. La propiedad más llamativa es que esta longitud de onda casi nunca es absorbida por la melanina y se puede usar de forma segura en tipos de piel más oscuros.

Generalmente cualquier tipo de tatuaje se puede eliminar. Pero es mucho más fácil eliminar los tatuajes negros, que definimos como incoloros. Los dos colores de tatuaje más difíciles de borrar son el verde y el rojo. Las personas predispuestas a las cicatrices pueden tener a veces protuberancias en la zona eliminada, o puede permanecer una marca blanca. No obstante, tiene una alta tasa de eliminación sin cicatriz.

La capacidad de eliminar tatuajes sin problemas está basada en varios factores. Hay pigmentos que son más difíciles de eliminar como el amarillo, rojo o verde, y otros que se eliminan con más facilidad, como el negro y el azul. El resultado es más exitoso en los tatuajes realizados antes de los 6 meses y que no sean tatuajes amateurs. Además, la rapidez de recuperación de la piel de una persona es importante. El tatuaje se puede eliminar sin problemas usando el dispositivo adecuado y las dosis adecuadas.

Los láseres producen energía de luz que se condensa mediante un pulso corto y se concentra sin dispersarse a una cierta zona. Esta luz atraviesa la piel sin dañar las capas superiores y descompone selectivamente los pigmentos del tatuaje en pequeñas partículas. Estas pequeñas partículas son destruidas por el sistema inmunitario (de defensa) del cuerpo. Los dispositivos utilizados en el proceso de eliminación de tatuajes y maquillaje permanente con láser producen rayos de una longitud de onda que serán absorbidos mejor por los pigmentos del tatuaje. Estos rayos son retenidos solo por el pigmento, no afectan los tejidos normales ubicados alrededor del tatuaje.

Es un método doloroso en general. El procedimiento no se realiza sin aplicar anestesia local. Los tatuajes profesionales se pueden eliminar de manera fácil si este procedimiento se realiza en intervalos de sesiones regulares y en el número recomendado de sesiones. (no se puede indicar obviamente el número de sesiones, es un promedio de 6 a 20 sesiones). Debe haber al menos 6 semanas de diferencia entre las dos sesiones de eliminación del tatuaje. El número de sesiones varía según el color del pigmento utilizado en el tatuaje, la profundidad de la ubicación del pigmento y el tamaño del tatuaje. Las pieles claras suelen responder mejor a los efectos del láser.

Dado que los tatuajes amateurs no se hacen con una mano habilidosa, el pigmento se puede encontrar a diferentes profundidades. En este caso, es difícil eliminar los pigmentos que se han realizado demasiado profundamente. Los tatuajes realizados profesionalmente generalmente se encuentran en las capas inferiores de la piel y a la misma profundidad.

El maquillaje en las cejas, los labios y alrededor de los ojos se puede eliminar de forma segura con un láser. Muchos vasos capilares existen en zonas como la cara y el cuello y la curación será rápida en esas zonas.

Después de aplicar el procedimiento de eliminación, debe mantenerse estrictamente alejado de los rayos del sol. No debe salir sin aplicar protector solar. Se debe evitar el contacto con el agua durante dos días después del procedimiento. Pueden formarse cambios de color y, a veces, manchas de sangrado en el tatuaje o en el maquillaje permanente. Estos cambios epiteliales mejoran en 3-7 días. Después del procedimiento, se recomienda un tratamiento con crema tópica, que asegura la curación de heridas.